CULTURA Y ALIMENTACIÓN

La salud es riqueza.

Alimentación y cultura

Mantener el orden en lugar de corregir el desorden es el principio máximo de la sabiduría. Curar la enfermedad después de que ha aparecido es como cavar un pozo cuando uno tiene sed, o forjar armas después de que la guerra haya comenzado. (Nei Jing, siglo ii a. C.).

Estilo de vida

La mayoría de la gente cree que puede vivir como elija, y que, cuando tenga problemas de salud acudirá al médico para obtener una solución rápida contenida en la pastilla más novedosa y maravillosa del mundo, o…, podrá acceder a una de esas llamadas dieta milagro (no sé bien por qué lo de “dieta milagro”, cuando lo que son es una trampa) donde perder esos kilos demás convertidos muchas veces en sobrepeso, obesidad y donde se hacen evidentes o no tanto los trastornos alimenticios tales como: bulimia, bulimia nerviosa, anorexia y muchos más.

Enseñar a tomar consciencia y cambiar la forma de ver la comida y la relación emocional y ansiosa que tenemos con ella es uno de los caminos más coherentes.

La alimentación en nuestro día a día

La comida es un modulador epigenético poderoso ¿por qué? Porque puede modificar nuestro ADN para bien y para mal. No somos conscientes de los efectos que causan en nuestro organismo los alimentos, es decir, nuestro propio cuerpo es un absoluto desconocido. En el actual modelo social ya tenemos etiquetas que definen la pésima relación que tenemos con la comida: trastornos de la conducta alimentaria, trastornos alimentarios, trastornos alimenticios….

Comemos como culturalmente (tradición, costumbres, hábitos…) nos han enseñado y, por otro lado, como nos han educado en el ámbito familiar, y por otro, comemos lo que nos viene en gana sin reparar como nos sentará lo que ingerimos ni el posible trastorno alimentario que pueda causar; comemos para sobrevivir sin conocimiento, y pensar en consecuencias no entra dentro de nuestros planes, quizás solo lo hacemos cuando no sentimos mal o estamos enfermos. No tenemos una auténtica “cultura de alimentación”.

En la actualidad, cada vez somos más conscientes de que el estilo de vida y la forma de alimentarnos influye en la salud y en el riesgo de contraer o desarrollar enfermedades.

¿Qué es la alimentación coherente?

A través de la alimentación, y sobre todo, de la alimentación orientada en la estructura personal de cada uno podemos prevenir muchas de las deficiencias y trastornos del sistema nervioso e incluso el deterioro cognitivo: comiendo bien y haciendo deporte o ejercicio físico porque el cuerpo debe y necesita estar en movimiento, sin excesos. La ciencia nos ha demostrado que muchas enfermedades relacionadas con el cerebro, desde la depresión hasta la demencia, están muy vinculadas con nuestras elecciones alimentarias y de estilo de vida.

Respeta tu genética

Cada uno de nosotros es único en términos de su genotipo (ADN) y de su fenotipo (como se expresan esos genes en el ambiente), ¿y eso qué significa? Que nuestros genes determinan no sólo cómo procesamos los alimentos, sino sobre todo cómo reaccionamos a los alimentos que ingerimos.

¿En qué consiste nuestro tratamiento?

Nuestro trabajo es inspirar y enseñar a incorporar en la vida cotidiana de forma amena y didáctica los conocimientos necesarios sobre la alimentación y la relación que deberíamos tener con ellos.

desk e1509900987993 - Cultura y alimentación

Consulta psicológica y nutricional (tu estructura psicológica condiciona tu organismo y forma de comer).

group e1505473490281 - Cultura y alimentación

Estudio de los alimentos más favorables en función de cada persona y recomendaciones al respecto.

003 como - Cultura y alimentación

Limpieza de la dieta para expulsar todos los ingredientes que son (literalmente) dañinos.

user 5 e1508865072860 - Cultura y alimentación

Limpieza de la dieta para expulsar todos los ingredientes que son (literalmente) dañinos.

Los cambios que puedes decidir hacer hoy en tu estilo de alimentación y vida pueden favorecer y potenciar un cerebro saludable, joven y despierto, al tiempo que disminuyes el riesgo de padecer en el futuro alguna enfermedad neurológica debilitante; ayudarte a perder esos kilos de más sin matar a tu cuerpo de hambre, y no volver a recuperarlos nunca más como resultado de una buena alimentación. Comer bien es un placer ¿Quieres aprender? Conocernos y respetar nuestro cuerpo haciéndolo es signo de evolución.

X

Utilizamos cookies de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí en la que además, encontrarás la forma de configurar tu navegador web para el uso de cookies.